lunes, 26 de noviembre de 2012

Tarta Guinness para Juli

Cuando María me encargó esta tarta para Juli por su cumpleaños, caí en la responsabilidad que conlleva realizar una tarta para un cumpleaños. Porque, aunque la tarta es solo un detalle, forma parte de un conjunto que hace que un cumpleaños salga redondo.

Por eso pensé, como lo hago siempre, primero en la persona que cumple años. Juli es un chico joven (¡mucho!), pues este era su 25 cumpleaños. Y además la fiesta la iban a realizar entre amigos. Y además se de buena tinta que a Juli le encanta la cerveza. ¿Conocéis pues una combinación más perfecta de todos estos elementos que una tarta de cerveza Guinness y chocolate?


¿Os gusta la cerveza Guinness? Por si no lo sabéis se trata de una cerveza negra seca del tipo stout y originaria de Dublín. Esta se fabrica desde 1759 y se consume en la mayoría de los países conocidos. Para la que no la hayáis probado (os la recomiendo), se caracteriza por un fuerte sabor a cebada tostada sin fermentar. Pero una de sus mayores características es la gruesa y cremosa espuma que según lo que he podido averiguar es resultado del nitrógeno que se le añade en el envasado.

Y el resultado de todo ello es un tarta muy vistosa, con un bizcocho espectacular por su consistencia húmeda y por su sabor chocolateado sin pasarse en lo dulzón. Es fantástica, pues parece como si realmente se tratara de la parte superior de una pinta de Guinness, con su espuma.

Una recomendación que os hago para los que no hayáis hecho muchas tartas es que el bizcocho lo hagáis el día de antes, para que este se asiente y sea más fácil decorarlo. Por eso voy a poner la receta por "episodios" para una mejor comprensión. ¡Vamos con ella! La receta, algo modificada, esta sacada del blog El disfrutar del paladar, un blog de dos jovencísimas hermanas que me encanta y que os recomiendo.

Comenzaremos con el bizcocho. Yo recomiendo hacerlo el día de antes de que el pastel tenga que estar listo. 

INGREDIENTES (para un molde de 24 cm)
-250ml. de cerveza Guinness.
-250gr. de mantequilla (cortada en taquitos).
-75gr. de cacao en polvo sin azúcar.
-400gr. de azúcar.
-140ml. de nata para montar.
-2 huevos (yo usé XL).
-1 cucharadita de postre de esencia de vainilla.
-250gr. de harina.
-2 cucharaditas y media de bicarbonato.


En un cazo, poner la cerveza a calentar a fuego medio. Cuando esté caliente, añadir la mantequilla y remover hasta que se derrita. Procurar que no hierva. Simplemente que esté bien caliente hasta que se derrita del todo. Cuando esto suceda, retirar del fuego y dejar enfriar.

En un bol, mezclar el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato.

En otro recipiente poner la nata, los huevos y la esencia de vainilla y mezclarlo con las varillas manuales.

Una vez mezclado, añadir el contenido del cazo (mantequilla y cerveza) y remover muy bien. A esto se le añadirá la mezcla de la harina y se remueve hasta que quede una masa homogénea (más líquida de lo normal).

Precalentaremos el horno a 180º, untamos el molde con mantequilla, espolvoreamos con harina (o sustituimos todo ello con easy bakery) y echamos la masa.

Metemos en el horno unos 50 minutos o hasta que la clásica prueba del palillo salga limpia.

Una vez horneado lo dejamos en el molde unos 20 minutos para que enfríe y una vez transcurrido este tiempo lo sacamos del molde y lo dejamos en una rejilla hasta que esté frío del todo.

En mi caso, mientras se hacía el bizcocho realicé la decoración, para que pudiera enfriar toda la noche. Os dejo la preparación:

INGREDIENTES (aproximados según la decoración que vayáis a hacer)
-1/2 tableta de chocolate fondant
-Manga pastelera con boquilla fina o el super chisme de Lekuè que yo tengo. O a las malas, una bolsa con un agujerito.

Explicar que he escogido esta decoración porque, al resultar un frosting bastante blandito, tenía miedo de ponerle una decoración que lo estropeara, perdiendo así la gracia de la tarta. Así que gracias a mi amiga la "teórica" Angus,  De milhojas a Perrunillas, decidí que esta podía ser una buena manera de decorarla.

Al baño maria fundimos el chocolate, MUY IMPORTANTE, el peor enemigo del chocolate es el agua, por lo que sería importante buscar un recipiente que, una vez metido al baño maria, no le pudiese entrar nada de agua. Yo lo que hago es poner una olla grande con un culín de agua no muy profundo y el chocolate en un cuenco alto.

Un vez fundido, introducimos el chocolate en una manga pastelera, en el chisme de Lekuè o en una bolsa de plástico, y, sobre una bandeja forrada con papel vegetal o con una plancha de silicona, escribimos lo que queramos poner sobre la tarta. Recomiendo que, en la medida de lo posible, se escriba del tirón cada palabra, para que luego sea más fácil de colocar en la tarta.


Metemos la bandeja en la nevera, el mayor tiempo posible y cuando, al día siguiente la tarta este lista y enfriada con el frosting ya colocado, colocamos con la ayuda de una espátula las letras o decoración el el lugar deseado.

Al día siguiente, tras una noche de reposo, nos ponemos con el frosting:

INGREDIENTES
-200gr de queso tipo filadelphia (yo usé del mercadona)
-100gr. de azúcar glass.
-240mg de nata para montar.



Con las varillas de la batidora eléctrica, mezclamos el queso con el azúcar hasta que quede uniforme.

Luego montamos la nata* y la unimos a la mezcla anterior, mezclándola muy suavemente con movimientos envolventes con una lengua NUNCA CON LA BATIDORA, para que no se espachurren las "burbujas" del montado.

Lo volcamos sobre el centro del bizcocho y, en la medida de lo posible lo dejamos que vaya cayendo a su amor. Lo ideal es que quede en su mayoría arriba y que caiga un poco, como si fuera espuma. 
Lo metemos el frigo y una vez enfriado es cuando colocaremos la decoración si lo deseamos.

Y ya tenemos nuestra fantástica tarta!


Os animo a prepararla pues es una tarta muy rica y que es también muy vistosa. Animaos y contarme vuestras experiencias! Y si tenéis alguna duda o comentario, escribidme en comentarios o en milaboratoriodeazucar@gmail.com

*Próximamente subiré una entrada en la que mostraré como montar la nata y el huevo. Manteneos atentos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario